¿Por qué es importante cambiar el aceite del coche?
16369
post-template-default,single,single-post,postid-16369,single-format-standard,multiple-domain-www-renaultherramar-es,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

¿Por qué es importante cambiar el aceite del coche?

taller

¿Por qué es importante cambiar el aceite del coche?

Con el fin de realizar un mantenimiento adecuado en el vehículo, cambiar el aceite del mismo cuando corresponde es fundamental. Se trata de uno de los principales elementos en los que debemos poner el foco, puesto que es clave para evitar el desgaste de los distintos componentes internos del motor. Como uno de los talleres de Renault en Madrid de referencia, somos conscientes de ello, y por eso queremos hacer hincapié en la importancia de cambiar el aceite y cómo afecta al vehículo no hacerlo.

La importancia de cambiar el aceite al vehículo

El aceite ayuda a que el motor pueda funcionar suavemente y sea más duradero, optimizando así su rendimiento. La sustancia cuenta con un porcentaje máximo de tolerancia de impurezas y humedad para poder actuar correctamente como lubricante. Estas impurezas son creadas por el funcionamiento habitual del motor, y por eso es necesario que el aceite sea cambiado cada determinado número de kilómetros o cada cierto tiempo por acumulación de humedad.

Si el aceite es mineral, lo más recomendable es hacer ese cambio cada 5.000 km. En caso de ser sintético, el cambio podría hacerse cada 10.000 km, aproximadamente.

Para entender la importancia que tiene el papel del aceite en el vehículo, debemos conocer las principales tareas que cumple más allá de lubricar y minimizar la fricción:

  • Facilita el arranque del motor en frío.
  • Enfría las piezas del motor al actuar como refrigerante.
  • Mantiene el motor limpio.
  • Previene la aparición de la corrosión y la formación de sedimentos en el motor.

Cuando no se realiza el cambio de aceite de forma adecuada, va ensuciando cada vez más y deja de lubricar poco a poco el motor, haciendo que llegue a desgastarse, lo que puede llevar a fallos en el mismo. Por eso, en Herramar recomendamos estar atento a las señales que nos indican que ha llegado el momento de cambiar el aceite: si al observar la varilla medidora, el aceite está muy bajo, denso o negro; o si se enciende el testigo del aceite en el tablero de instrumentos, por ejemplo. ¿Toca cambiar el aceite de tu coche?

No Comments

Post A Comment