Trucos para mantener tu vehículo como el primer día
10279
post-template-default,single,single-post,postid-10279,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

Trucos para mantener tu vehículo como el primer día

taller renault madrid

Trucos para mantener tu vehículo como el primer día

¿Tienes un coche nuevo y quieres conservarlo como el primer día? ¿Te gustaría que tu vehículo sobrepase décadas y alargar lo más posible su vida? Entonces apunta estos pequeños consejos, y no olvides que ante cualquier avería tienes a tu disposición nuestro taller Renault en Madrid. Desde el mantenimiento de los filtros al de los amortiguadores. Todo importa y todo puede ahorrarnos averías innecesarias.

Atención a los neumáticos

Si prestas atención a tus neumáticos puedes ahorrarte muchos problemas. Mantén la presión en los niveles aconsejados por el fabricante, y presta mucha atención a cualquier problema. Sobre todo escucha, porque un sonido diferente puede ser señal de alarma. Desgaste o pinchazo, lo importante es que ante cualquier problema actúes con rapidez.

Comprueba siempre los filtros. Son claves para el buen funcionamiento del vehículo en su conjunto, pues un fallo en los mismos puede dañar otras piezas. Un filtro sucio puede estropear directamente el motor.

Conclusión, mantén los filtros como nuevos. Y para ello te recomendamos que los revises, al menos, una vez al año. Si además puedes cambiar tu mismo el aceite ¡mejor todavía!

Sustituye a tiempo la correa de distribución. Los fabricantes suelen indicar un límite para su cambio y si éste no se realiza dentro de lo establecido podemos pagarlo muy caro.

Es decir, en este caso se aplicaría el dicho de más vale prevenir que curar, pues si la correa falla porque no la hemos cambiado a tiempo la factura puede ser difícil de enfrentar.

Limpia bien y te ahorrarás un buen número de problemas (y de euros). La limpieza puede parecer secundaria, pero influye en el buen funcionamiento de todos los circuitos. Por eso es bueno evitar que el polvo, el barro y las manchas hagan estragos en nuestro vehículo.

Planifica, al menos, una limpieza mensual de coche.

Evita los cambios de marcha bruscos. Si crees que tu forma de conducir no influye en el mantenimiento de tu vehículo estás muy equivocado. Es fundamental. Por eso, evitar dejar el embrague pisado sin necesidad o forzar las marchas más de la cuenta puede terminar con algunas piezas clave y costarnos un buen disgusto.

Por eso te animamos a eliminar estos malos hábitos si los tienes, claro.

A esto habría que sumar tener siempre un ojo sobre el limpiaparabrisas, el climatizador, el cuidado de la chapa, de las juntas, de los frenos, etc.

Porque cuanto mejor tratemos a nuestro vehículo mejor responderá.

No Comments

Post A Comment